Conoce al equipo de Cal Reiet – Philippe

Cal Reiet es más que un hotel. Es más que un lugar para disfrutar de un retiro holístico. Es una familia. Y todos los que participan en este hermoso proyecto son únicos. Creemos en el poder de las personas, en el poder de hacer cosas buenas por los demás y en el poder de la curación en grupo, porque la empatía es lo más importante. Por todos estos motivos hemos decidido presentaros a los miembros del equipo de Cal Reiet individualmente para que podáis conocerles mejor, entender sus historias y descubrir por qué están trabajando con nosotros en Cal Reiet. ¡Aquí va nuestro artículo de ‘conoce al equipo’! 

Conoce al equipo de Cal Reiet: Philippe

Mi nombre es Philippe y no puedo decirte en una palabra cuál es mi nacionalidad. Nací en Mallorca, pero mis padres son alemanes con raíces afroamericanas del lado de mi padre. Hasta los 11 años vivía en Alemania, así que ahora llevo exactamente 22 años en Mallorca. Fácil de contar ¡tengo 33 años! De todos modos, mi respuesta habitual a esa pregunta es: mi pasaporte dice que soy alemán pero mi corazón es español.

A veces puede ser confuso, pero me encanta el hecho de ser tan internacional y hablar muchos idiomas. Me da una mejor comprensión de otras personas y sus culturas. Y estoy feliz de tener la posibilidad de interactuar, trabajar y conocer gente de todos los países de Cal Reiet.

Siempre me ha encantado estar rodeado de naturaleza. Definitivamente puedo decir que no puedo imaginar mi vida sin el mar y las olas. Por eso también el surf es mi mayor pasión. El surf me enseña cuán poderosa puede ser la naturaleza. Y que deberíamos apreciar mucho su belleza. Tengo mucha curiosidad por la vida y me gusta experimentar todas las cosas hermosas que la vida nos puede ofrecer.

Mi madre fue quien me presentó al mundo de la espiritualidad. Debido a su trabajo como sanadora espiritual, siempre he conocido el enfoque holístico de la vida. Sin embargo, creo que todos somos únicos y debemos buscar nuestra propia forma de vivir y entender. Todavía estoy en un proceso de aprendizaje y descubrimiento. Siempre es bueno escuchar opiniones o pensamientos de personas sabias, hay mucho que aprender de ellos. Y para mí la vida es un maravilloso proceso de evolución y aprendizaje.

He trabajado en la industria gastronómica durante más de 15 años, incluidos cuatro años durante los cuales tuve propio bar de tapas español ‘La Avenida’ en Cala d’Or. En 2017 decidí tomarme un descanso e intentar algo nuevo, así que trabajé en un yate privado de 70 metros como marinero. Viajar por el  Mediterráneo, hacer muchos deportes acuáticos, bucear y trabajar con un equipo internacional fue una gran experiencia para mí. Sin embargo, después de un tiempo me di cuenta de que extrañaba demasiado la tierra, así que decidí volver a Mallorca.

Fue un amigo que mencionó Cal Reiet en una de nuestras conversaciones y pensé que esta podría ser la gran oportunidad de combinar mi experiencia en la industria hotelera con mi nuevo enfoque de la vida. Podría decir que fue una coincidencia, pero ahora sé que todo pasa por algo.

Y aquí estoy disfrutando de mi nuevo trabajo, aunque a veces es un trabajo duro, definitivamente vale la pena el esfuerzo. Y la mayor recompensa es una gran sonrisa de cada uno de nuestros huéspedes.

Estoy deseando vivir cada uno de los desafíos que me depara el futuro. Pero no me olvidaré de disfrutar del camino, porque allí es donde ocurre la magia, ¡así que sería una pena perdérmela!

Y este es mi deseo para todos los invitados de Cal Reiet:

¡Disfruta de la belleza del momento y sobre todo disfruta de la forma y el proceso de descubrir la belleza de la vida!

Menú